La guía de Jardín HAPPY FLOWER, ha sido elaborada pensando en las necesidades de nuestros clientes, para que, de una manera clara puedan conocer acerca del cuidado de sus plantas, árboles y jardines, y así hacer uso óptimo de nuestros productos obteniendo los mejores resultados.
 

 

 

 ¿Que son los fertilizantes?

       LOS FERTILIZANTES    

1) ASPECTOS GENERALES

Es muy común que la gente entienda como sinónimo de fertilizantes la palabra "abonos"; sin embargo, existen marcadas diferencias entre aquellos y éstos, aunque sus usos y aplicaciones estén encaminados al mismo fin: la nutrición de las diferentes plantas y vegetales.

Los fertilizantes son nutrientes de origen mineral y creados por la mano del hombre, por el contrario, los abonos son creados por la naturaleza y pueden ser de origen vegetal, animal o mixtos. A esto nos referiremos más adelante, por ahora trataremos los aspectos básicos y elementales de los fertilizantes.

Los elementos nutrientes se encuentran, en diversas proporciones, en todas las tierras y en los abonos orgánicos  (estiércoles, humus, etc.).  Las plantas al crecer, los agotan y deben reponerse mediante la adición sistemática de abonos y fertilizantes, usados de una manera conjunta.  

 2) ELEMENTOS QUE LOS COMPONEN:

Los fertilizantes se componen de tres elementos básicos, a saber: Nitrógeno, Fósforo y Potasio; a estos tres elementos se les denomina elementos mayores o fundamentales, porque siempre está presente alguno de los tres o los tres en cualquier fórmula de fertilizante. 

3 ) EFECTO DEL NITRÓGENO EN LAS PLANTAS

La presencia del Nitrógeno es indispensable para promover el crecimiento de tallos y hojas en pastos, árboles, arbustos y plantas en general; corrige el "amarillamiento" (cuando este fenómeno se da por falta de Nitrógeno, pues también se puede dar por falta de Hierro (Fe)). Corrige los suelos alcalinos dándoles mayor acidez (respecto al significado de "ácido" y "alcalino" hablaremos más adelante), asimismo, el Nitrógeno es un elemento fundamental en la nutrición de los microorganismos que existen en el suelo, mismos que son indispensables para la nutrición de las plantas (de esto hablaremos al tratar el tema de los abonos); una planta o pasto con presencia de Nitrógeno es siempre un vegetal verde ya que éste promueve el verdor en todo tipo de plantas. De la misma manera, el Nitrógeno es indispensable para la producción de proteínas en vegetales comestibles.

El Nitrógeno se puede presentar en los fertilizantes de dos formas: Nitrógeno Nítrico y Nitrógeno Amónico; el primero no necesita transformarse químicamente en el suelo para ser aprovechado por las plantas, por consiguiente, su absorción es más rápida, por el contrario, el Nitrógeno Amónico requiere llevar a cabo efectos de transformación química en el suelo para convertirse en Nitrógeno Nítrico (asimilable para las plantas).
 

 4 ) IMPORTANCIA DEL FÓSFORO EN LAS PLANTAS:

Es importante la presencia del Fósforo pues, entre otras cosas, fortalece el desarrollo de las raíces (principal conducto para la alimentación de las plantas), estimula la formación de botones en flores y de frutillas en árboles, evita el fenómeno del "aborto" o abscisión que es la caída prematura de flores, frutos, botones y frutillas. Su movimiento en la tierra es lento a comparación de otros elementos nutricionales por lo que se deben usar formulaciones bajas en contenido de Fósforo "en tierras contenidas" (es decir macetas, jardineras, etc.).  

 

5 ) IMPORTANCIA DEL POTASIO EN LAS PLANTAS:

El Potasio, como los otros dos elementos anteriores, también tiene funciones primordiales en la nutrición, diferentes pero no por ello menos o más importantes, sino complementarias de los otros: promueve el desarrollo y crecimiento de flores y frutos; da resistencia a las plantas contra plagas y enfermedades, heladas y sequías; determina la mayor o menor coloración en flores y frutales y el sabor en éstos últimos, es, asimismo, esencial para la formación de Almidones y Azúcares.

El Potasio regula la fotosíntesis y es bueno para todas las plantas, especialmente para las de flor.

El Potasio se puede presentar en los fertilizantes de dos formas: como sales de Cloruro o como Sulfato. De ambos, es más aprovechable y menos riesgoso el uso del Sulfato de Potasio, solo que su costo es sensiblemente más alto que el del Cloruro, que puede cumplir su cometido en la nutrición si es aplicado adecuadamente; el uso de los cloruros de manera indiscriminada y sin conocimiento resulta contraproducente.

Existen además de estos tres elementos "mayores" a que nos hemos referido otros mejor conocidos como "secundarios", a saber: Calcio (Ca), Azufre (S) y Magnesio (Mg). Existe un tercer género de elementos conocidos como "elementos menores" o "micro elementos" como son el Hierro (Fe), Cobre (Cu), Zinc (Zn), Boro (B), Molibdeno (Mb), Aluminio (Al), etc. De todos
los elementos anteriormente señalados ya sean secundarios o menores, todos tienen una función específica COMPLEMENTARIA de los tres elementos mayores antes descritos. Por ejemplo, el Nitrógeno se complementa con el Hierro y ambos conjuntan una nutrición completa donde nunca se manifestará el "amarillamiento" por falta de nutrición; el Magnesio, es necesario para que se realice adecuadamente la función clorofiliana en las hojas; el Potasio se complementa con el Zinc y ambos determinan eficazmente la calidad de los frutos, y así sucesivamente.



6 ) ¿POR QUE EXISTEN DIFERENTES FORMULAS DE FERTILIZANTES?

Es decir, ¿por qué existen "Alimentos para pastos" con una fórmula y "Alimentos para rosas" con otras fórmulas?, solo por mencionar dos de las muchas que existen.

Primero deberemos aprender a interpretar las diferentes fórmulas de los elementos que componen el contenido de cada paquete de "Alimento para...", así veremos que siempre vienen tres números principales que se refieren SIEMPRE EN EL MISMO ORDEN a los contenidos o ausencias de los tres elementos mayores fundamentales, Nitrógeno, Fósforo y Potasio (SIEMPRE PRIMERO EL NITRÓGENO SEGUIDO DEL FÓSFORO Y POR ULTIMO EL POTASIO). Por ejemplo, la fórmula: (20.5-0-0) indica que contiene 20.5 % de Nitrógeno, 0% de Fósforo y 0 % de Potasio o (17-17-17), significa que contiene 17% de cada uno de los tres elementos mencionados en su formulación. De la misma manera, si la fórmula contiene números adicionales después de los tres primeros números, como por ejemplo (17-17-17-2-9-0.1-.02, etc.), se refiere a que la fórmula básica está complementada con elementos menores y/o secundarios. Por lo demás, éstos siempre deben venir inscritos y descritos en el cuerpo del envase del alimento indicando su porcentaje de contenido en la formulación.

Volviendo a nuestra pregunta inicial, ¿Por qué diferentes fórmulas, es decir, diferentes alimentos? Bueno, esto se debe a que no todos los requerimientos de las plantas son iguales en sus procesos de nutrición. Por ejemplo, en un "alimento para pastos", la presencia del Nitrógeno debe prevalecer sobre cualquier otro elemento, pues éste es fundamental para nutrir y mantener el verdor de los pastos. Por otra parte, un alimento para flores deberá contener los tres elementos mayores mencionados y si el producto es de calidad deberá tener también elementos menores, si su uso es para macetas deberá tener como fuente de Potasio el Sulfato de Potasio y no el Cloruro de Potasio. Desde luego, todo esto determina los precios de los fertilizantes haciendo unos más costosos que otros.

 
7 )
DENOMINACIÓN DE LAS FORMULAS DE FERTILIZANTES:

Los fertilizantes tienen varias denominaciones consecuencia de un proceso de fabricación que implique mayor o menor elaboración, así veremos que pueden ser: fórmulas simples o fórmulas complejas

 a ) FORMULAS SIMPLES
Se refieren a fertilizantes que contienen en su formulación solamente uno de los tres elementos fundamentales multicitados. Por ejemplo, la fórmula del Súper Fosfato simple es (0-26-0), es decir contiene 0% de N, 26% de P, 0% de K.

 b) FORMULAS COMPLEJAS:

Se refieren a fertilizantes que contienen mayor o menor porcentaje en su formulación de los tres elementos mayores ya descritos pero que han sido incorporados físicamente mediante un proceso de mezclado, uno por uno de los diferentes elementos hasta formar un producto granular. Este proceso es el que se realiza en México para la elaboración de las "fórmulas complejas".


 8)
PRESENTACIÓN FÍSICA DE LOS FERTILIZANTES:

Los fertilizantes se presentan en forma granular o líquida, los primeros por una razón específica: se trata de que el gránulo se vaya disolviendo paulatinamente para que la planta lo vaya absorbiendo de acuerdo a sus necesidades y no bruscamente pues traería esto como consecuencia un alto desperdicio del producto y el riesgo de "quemar" las raíces provocando con esto la muerte de la planta. En forma líquida se recomiendan usar únicamente en plantas que son hipersensibles a las sales que componen los minerales de la nutrición. Específicamente son plantas tales como las violetas africanas, orquídeas y bonsáis las cuales requieren por lo mismo, un alimento suave, ya diluido, que no afecte su alta sensibilidad y que sí los alimente; usar granulados en la nutrición de estas plantas sería un fatal y lamentable error que conduciría a la muerte irremediable de las plantas. También se aplican fertilizantes líquidos a cualquier tipo de planta, de interior o flores pero con fórmulas que tienen que ser muy bajas en su contenido con objeto de no "quemar" las raíces y provocando la muerte de la planta. Estos fertilizantes tienen el inconveniente de que su aplicación; esta tiene que hacerse cada 15 días contra la conveniencia y seguridad de los granulados que se aplican cada tres meses en promedio.  


9) RECOMENDACIONES Y RIESGOS EN EL USO DE FERTILIZANTES:

Los fertilizantes o alimentos están compuestos por sales minerales solubles que son aprovechadas por las plantas en sus procesos de nutrición; sin embargo, algunas de estas sales no son debidamente aprovechadas por varias causas: a) Alta concentración por su uso continuo e indiscriminado, b) Falta de humedad adecuada c) Aplicación inadecuada de la formulación, y sobre todo d) Ausencia de materia orgánica (Abonos Naturales), este punto lo trataremos mas adelante.

Como quiera que sea las sales no aprovechadas se convierten en insolubles y esto provoca el marchitamiento, debilidad y muerte de las plantas. Asimismo, los diferentes contenidos de algunos fertilizantes son altamente fototóxicos, es decir, pueden "quemar" las plantas. Por ejemplo, los Cloruros como fuente de Potasio no deben usarse nunca en macetas ó jardineras pues quedarían atrapadas las sales en el fondo de éstas y "quemarían" las plantas 

10) APLICACIÓN ADECUADA DE LOS FERTILIZANTES:

a) EN FLORES

En flores, en el suelo es recomendable siempre utilizar fertilizantes que contengan los tres elementos fundamentales, (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) y de preferencia que contengan también elementos menores.

Se recomienda aplicar de 15 a 60g (una a cuatro cucharaditas) CADA 3 MESES: no más cantidad ni antes. Es erróneo pensar que una mayor cantidad o un mayor número de veces alimentará mejor a la planta, por el contrario, la alta concentración de sales insolubles traería como consecuencia el abatimiento y muerte de la planta. El granulado se aplicará a 20 cm ("una cuarta") del tallo, en círculo, separado de éste. Es muy importante, como veremos adelante, que se apliquen siempre los alimentos o fertilizantes junto con abonos naturales por lo que se recomienda cada vez que aplique FERTILIZANTES lo haga junto con ABONOS ORGÁNICOS; es importante también regar abundante agua después de su aplicación.  

b) EN FRUTALES:

En árboles frutales: es recomendable siempre utilizar fertilizantes que contengan los tres elementos fundamentales, (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) y de preferencia que contengan también elementos menores.

Aplicar 50 grs de granular por cada año de edad del árbol o por cada pulgada de diámetro del tronco principal, en círculo y alrededor de éste pero separado del mismo, en la zona donde proyecte su sombra la punta de las ramas. Se debe repetir la aplicación cada cambio de estación, excepto en invierno, ya que en esta época los árboles se encuentran con vida latente, "dormidos" y por lo tanto no requiere alimento. Cualquier recomendación de usar mayor cantidad ó con mayor frecuencia, es incorrecta e inapropiada, salvo en casos específicos.

c) EN MACETAS:

Se recomienda usar fertilizantes que no contengan cloruros como fuente de Potasio; las flores son muy sensibles a su uso y en una maceta no hay manera de eliminar las sales insolubles, se recomienda usar una formulación que contenga además de Nitrógeno, Fósforo y Potasio, los elementos menores y secundarios ya mencionados anteriormente.



Puede usarse de manera granular, o mejor aún, en pastillas o tabletas ya que de esta forma la nutrición es adecuada y sin riesgo.

También se recomienda usar granulados a dosis iguales a las marcadas en el inciso a) EN FLORES; aplicar en círculo justo pegado a la pared de la maceta o jardinera.


d) EN PASTOS:

Dependiendo del porcentaje de Nitrógeno que contenga el fertilizante que se aplique se usará más o menos cantidad; por ejemplo, una concentración standard de Nitrógeno es de 20.5 % y alcanzaría en razón de 1Kg para regar "al vuelo" para una superficie de 10 m2 hasta 40 m2 (según el estado del pasto). Se recomienda su uso cada cambio de estación y en épocas de heladas cada 30 días. Es muy importante regar abundante agua después de su aplicación.

 Una mezcla que funciona muy bien en pastos es poner (para 100 m2) tierra negra mezclado en partes iguales con tabaco (1 Kg por m2 de mezcla) y el  “Alimento para Pasto” a razón de 2.5 Kg revuelto con la mezcla si el pasto es sano, si no hasta 5 Kg y cubrir con la mezcla uniformemente;  acto seguido es regar abundantemente.  Esto nutre muy rápido y en épocas de frió lo previene del amarillamiento.


e) PLANTAS QUE REQUIEREN ALIMENTACIÓN ESPECIAL

Existe un grupo de plantas denominadas Calcífugas o Acidófilas tales como: Azaleas, Camelias, Hortensias, Magnolias, Gardenias, Rododendros y Juníperos. Este grupo de plantas específicamente necesitan de un suelo con características ácidas para poder desarrollarse y nutrirse; por el contrario, si el suelo es neutro o alcalino (es decir ausente de acidez) éstas jamás prosperaran y pueden llegar a morir.

Un aspecto químico de las tierras es su reacción ácida o alcalina.  Depende de la concentración en iones de Hidrogeno.  Esta observación que nos puede parecer superflua y difícil de entender, tiene suma importancia a la que a la hora de elegir una tierra o de mantenerla adecuada a la planta escogida, porque las plantas tienen preferencia por un determinado grado de acidez y si no lo encuentran en la tierra no prosperan.


Las tierras, en general son ligeramente ácidas o ligeramente alcalinas, a esto se le llama pH o grado de acidez y / o alcalinidad.

El grado de acidez o alcalinidad se mide por una escala numérica que va del 0 al 14.  En el 7, término medio, se halla la neutralidad.  Del 7 hacia abajo se califica de ácida y aumenta en orden descendente, o sea que un pH de valor 5 es más ácido que un pH 6.  Del 7 al 14 va aumentado la alcalinidad. Las necesidades de las plantas se mueven entre valores de pH 4 y pH 7,6

 

 

pH

CALIFICACIÓN

< 4,0

Extremadamente ácido

de 4,0 a < 4,7

Muy fuertemente ácido

de 4,7 a < 5,5

Fuertemente ácido

de 5,5 a < 6,5

Moderadamente ácido

de 6,5 a < 7,3

Neutro

de 7,3 a < 8,0

Moderadamente alcalino

de 8,0 a < 8,5

Fuertemente alcalino

Igual o > 8,5

Extremadamente alcalino

Las plantas calcífugas necesitan un pH ácido, esto se logra usando alimentos especialmente fabricados para este tipo de plantas y nunca, bajo ningún concepto deberán aplicarse los fertilizantes tradicionales que se usan para todas las demás plantas, pues son sales minerales que promueven la alcalinidad y por lo tanto, la inhibición del desarrollo, el bloqueo de la nutrición y finalmente la muerte de la planta. Se recomienda que estas plantas se siembren por grupos separados de las otras pues requieren, entre otros, la presencia abundante de material orgánico (hojas secas y abonos orgánicos en general como el  “Humus Activo”).

 

Atras Previa Siguiente

Buscar

Consultar

 

 

 

 

 

 

 
navega aquí
1 ASPECTOS GENERALES
2 ELEMENTOS QUE LOS COMPONEN:
3 EL Nitrógeno EN LAS PLANTAS:
4 EL FÓSFORO EN LAS PLANTAS:
5 EL POTASIO EN LAS PLANTAS:
6 ¿POR QUE EXISTEN DIFERENTES FORMULAS DE FERTILIZANTES?
7 DENOMINACIÓN DE LAS FORMULAS DE FERTILIZANTES:
a) FORMULAS SIMPLES:
b) FORMULAS COMPLEJAS:
8 PRESENTACIÓN FÍSICA:
9 RECOMENDACIONES Y RIESGOS EN SU USO:
10 APLICACIÓN ADECUADA DE LOS FERTILIZANTES:
a) EN FLORES:
b) EN FRUTALES:
c) EN MACETAS:
d) EN PASTOS:
e) PLANTAS QUE REQUIEREN ALIMENTACIÓN ESPECIAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
navega aquí
1 ASPECTOS GENERALES
2 ELEMENTOS QUE LOS COMPONEN:
3 EL Nitrógeno EN LAS PLANTAS:
4 EL FÓSFORO EN LAS PLANTAS:
5 EL POTASIO EN LAS PLANTAS:
6 ¿POR QUE EXISTEN DIFERENTES FORMULAS DE FERTILIZANTES?
7 DENOMINACIÓN DE LAS FORMULAS DE FERTILIZANTES:
a) FORMULAS SIMPLES:
b) FORMULAS COMPLEJAS:
8 PRESENTACIÓN FÍSICA:
9 RECOMENDACIONES Y RIESGOS EN SU USO:
10 APLICACIÓN ADECUADA DE LOS FERTILIZANTES:
a) EN FLORES:
b) EN FRUTALES:
c) EN MACETAS:
d) EN PASTOS:
e) PLANTAS QUE REQUIEREN ALIMENTACIÓN ESPECIAL


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

navega aquí
1 ASPECTOS GENERALES
2 ELEMENTOS QUE LOS COMPONEN:
3 EL Nitrógeno EN LAS PLANTAS:
4 EL FÓSFORO EN LAS PLANTAS:
5 EL POTASIO EN LAS PLANTAS:
6 ¿POR QUE EXISTEN DIFERENTES FORMULAS DE FERTILIZANTES?
7 DENOMINACIÓN DE LAS FORMULAS DE FERTILIZANTES:
a) FORMULAS SIMPLES:
b) FORMULAS COMPLEJAS:
8 PRESENTACIÓN FÍSICA:
9 RECOMENDACIONES Y RIESGOS EN SU USO:
10 APLICACIÓN ADECUADA DE LOS FERTILIZANTES:
a) EN FLORES:
b) EN FRUTALES:
c) EN MACETAS:
d) EN PASTOS:
e) PLANTAS QUE REQUIEREN ALIMENTACIÓN ESPECIAL

 

 

 

 

 

Atras Previa Siguiente